ACERKATE WE

Este año se conmemora el centenario de la revolución rusa. Seguramente, cien años después, el revisionismo e historicismo plagarán los comentarios, a favor o en contra, de dicho movimiento. Más allá de la pertinencia de celebrar o conmemorar, lo que nos interesa es llamar a pensar: pensar sobre la pertinencia misma del pensar, sobre la incompetencia de gobiernos y ciudadanos, sobre la necesidad de la agitación social en un mundo donde violencia, miedo e injusticia permanecen como constantes. Pensar, pensar, pensar. Este proyecto nace con esa intención, no sólo de llamarte a pensar, sino de llamar a la actividad crítica sobre la política. Nace para oponer, a la desesperanza y tragedia de nuestros tiempos, un pensamiento que sea capaz de agitarnos las ideas, la memoria, la pasividad. No hay en estas palabras una dosis de nostalgia, por el contrario, hay en ellas un llamado a estar-en-el-presente: frente a toda la velocidad del mundo en el que vivimos, de la escuela, del capitalismo, de las redes sociales, de las relaciones efímeras, detenerse un momento a reflexionar sobre los mismos.

Nos han dicho que somos millennials, nos lo dicen y nos lo reitera la televisión, Facebook, Buzzfeed… ¿con qué fin? ¿No hay en ese ejercicio de subjetivación la pretensión de mantenernos pasivos?, ¿la intención de extrañarnos de nuestro mundo para no declarar más que nos pertenece?, ¿para impedirnos “hacer algo”?

Este blog es combativo, busca combatir la ignorancia y la pasividad, las posturas acríticas y “apolíticas”. Es ambicioso, sí, pero toda revolución comienza por una revolución del propio ser, del propio pensar.

Este es un blog hecho por estudiantes y para estudiantes, para el público en general. Defiende la incorrección política al estilo Žižek pero no al estilo Trump, se nutre de las discusiones caóticas y escandalosas de un grupito que se encontró en una clase de ciencia política y decidió que es mejor hacer este pequeño esfuerzo que no hacer nada.

En este blog encontrarás de todo pues no suscribimos la disciplina académica aunque sí la del pensar y argumentar. En realidad esperamos que encuentres un espacio para discutir con nosotros, pero, sobre todo, para construir ese mundo mejor que queremos los buenos.

Advertisements